Saltar al contenido
Enforma10

Acabar una maratón: pulveriza la pereza

¡Muy buenas corredores! Hoy vamos a proponer un reto: acabar una maratón. Así que vamos a ver cómo prepararnos para acabar una maratón y pulverizar, eliminar, destruir y acabar con la pereza de correr de una vez por todas.

¿Preparado para ser más rápido que el correcaminos y aguantar más que el coyote?

Pues antes de ponerte las zapatillas, ¡sigue leyendo!

Cuestiones básicas para llegar a meta

42 kilómetros son muchos kilómetros y más si no tenemos la preparación adecuada. Pero, ¿qué necesitamos para prepararnos adecuadamente y acabar una maratón?

1 – Conoce en qué nivel de forma estás

Es importante conocer en qué nivel de forma estás. Si ni siquiera puedes realizar ejercicio aeróbico durante 30 minutos (ya sea andar, correr, nadar, bici, etc) es fundamental que te enfoques las primeras semanas en poder realizar 30 minutos corriendo, por ejemplo.

La primera semana puedes entrenar dos días, el primer día puedes realizar un paseo de 15 minutos para “despertar” de nuevo los músculos, el sistema cardiorespiratorio, y demás, mientras que el segundo día puedes correr durante 10 minutos a ritmo moderado. E ir incrementando el tiempo 5 minutos semanalmente. En un mes podrás realizar esos 30 minutos de los que hablábamos.

2 – Acude a un médico

El médico puede aconsejarte sobre tu estado de forma mejor que nadie y puede darte algunos consejos y recomendaciones para que no perder la salud en el intento de acabar una maratón. Además, es importante que te realices reconocimientos médicos durante toda la preparación (por ejemplo una vez al mes) para asegurar que todo está correcto.

3 – Empieza una dieta sana

No nos volvamos locos. Que seguro que habéis leído lo de dieta sana y os habéis llevado un susto. No, tranquilos. Con dieta sana nos referimos a:

  • Reducir la ingesta de calorías, pero sin pasarse. Si comienzas una dieta estrica de golpe te costará mucho mantenerla en el tiempo. Reduce los dulces y hazlo paulatinamente. Semana a semana.
  •  Equilibra los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas. Si no sabes lo que son, aquí tienes los conceptos básicos sobre nutrición.
  • Muchas veces comemos hasta reventar, por ello, es básico comer hasta que el hambre quede saciado, aunque nos sigan quedando ‘ganas de comer’.

4 – Adquiere la equipación adecuada

Para acabar una maratón vas a necesitar equiparte adecuadamente. Lo más importante son las zapatillas, que necesariamente deben ser específicas para ‘running‘. Los calcetines y la gorra también son importantes. También tienes un montón de gadgets a tu disposición para controlar tu progreso.

5 – Apúntate a tu primera carrera

Puedes empezar por correr en carreras cortas ( de 3 a 10 kilómetros) y realizarla a un ritmo suave y con el único objetivo de acabar y disfrutar de la misma. Repetimos, que tu pretensión sea disfrutar/acabar y no tanto competir. Aguanta el ritmo a quienes estén en una forma física similar a la tuya, no intentes aguantar el ritmo a gente que está mucho más preparada.

6 – Siempre que puedas, entrena acompañado

Salir a correr con un amigo, familiar, pareja… te hará mucho más fácil entrenar, porque te dará menos pereza, porque te verás un poco más obligado a salir a correr y porque el propio recorrido se te hará bastante más ameno.

7 – Utiliza el HIIT

El HIIT o el entrenamiento a intervalos a alta intensidad te va a venir muy bien para mejorar tu condición física. Son ejercicios explosivos con pequeños descansos que van a exigirte mucho, pero verás cómo mejora tu capacidad de resistencia (sobre todo a la hora de esprintar). Os dejamos un artículo por si queréis saber más sobre HIIT.

8 – Correr una media maratón

Antes de comenzar a correr una maratón, es importante probarse en una media maratón (que consta, como es obvio, de 21 km de recorrido). ¿Cuando estarás preparado para correr una media maratón?

  • Depende de cada persona, pero, si después de varios meses de entrenamiento, te empiezas a sentir cómodo con carreras de entre 8 y 11 kilómetros, apúntate a una media maratón y hazlo, como decíamos, con la intención de acabar y disfrutar.
  • En el caso de que te encuentres más fatigado de la cuenta, para. No pasa nada por no acabar una carrera, ya habrá tiempo para ello cuando estemos mejor preparados (puede que la fatiga no sólo se deba a la preparación, puede que ese día haga más calor del habitual, no te hayas alimentado bien, te encuentres un poco mal…). Lo importante es la precaución. Si te encuentras mal, ¡para!

9 – Acabar una maratón

Si has sido capaz de entrenar todas las semanas (entre 3 y 5 días), de completar carreras de corta y media distancia, e incluso has llegado a terminar media maratón, es hora de que te propongas apuntarte a una maratón. Pero antes, que no se te olvide:

  • Apúntate a una maratón con, al menos, 4 meses de antelación. Eso hará que tengas tiempo suficiente para prepararte a conciencia.
  • Si puedes, apúntate con un amigo o con alguien que te acompañe, te resultará más fácil correr la maratón si tienes a tu lado a alguien de confianza.
  • Prepárate mentalmente. La preparación física es muy importante, pero la preparación mental es fundamental. ¡Tú puedes!

Éste es el reto que te proponemos desde enforma10, ¿estás preparado para acabar una maratón de 42 kilómetros? ¡Es tu momento!

A %d blogueros les gusta esto: